Psicologo san juan de lurigancho

OVNI en San Juan de Lurigancho

DirectoraMajella Dennis ha trabajado como psicóloga escolar, clínica de salud mental de niños y adolescentes y en su consulta privada de psicología durante los últimos 15 años. Ofrece intervención terapéutica y asesoramiento psicológico a niños, jóvenes y adultos, así como apoyo a la familia y a los padres.    Majella también disfruta apoyando a adultos y adolescentes en sus dificultades de relación y amistad y en las etapas de transición de la vida, y le apasiona trabajar con los padres en… bueno, ¡la vida de los padres!

El enfoque de Majella combina la calidez, la compasión y el humor con la información y el tratamiento basados en la evidencia. Se centra en marcos de trabajo basados en el apego y centrados en la persona para apoyar el desarrollo de un entorno basado en la seguridad y la confianza.      Majella se propone apoyar a las personas, las familias y las comunidades para que construyan un sentido y un propósito y avancen hacia la integración y la pertenencia.

Desde el punto de vista terapéutico, Majella tiene un enfoque integrador y holístico.    El énfasis en la conexión cuerpo-cerebro para sanar el estrés y el trauma es también clave en su trabajo terapéutico.    Para ello, Majella aplica una serie de enfoques psicológicos basados en la evidencia, como la terapia cognitiva conductual (TCC), la terapia de aceptación y compromiso (ACT), la autocompasión consciente (MSC), la terapia centrada en la compasión (CFT), la experiencia somática/teoría polivagal y la terapia orientada a las partes (informada por los sistemas familiares internos).

Chicas d barrio bolivar

En el presente estudio se determinaron los factores psicológicos, sociales y culturales que se relacionan con la donación de órganos en una muestra peruana de los distritos de San Isidro, Lince y San Juan de Lurigancho (Lima-Perú).

  Lugares para conocer en santiago de chuco

Estudio observacional, retrospectivo y transversal de controles que incluyó a adultos entre 18-60 años. Se incluyeron distritos de Lima de diferentes niveles socioeconómicos (A, B y C), A – San Isidro, B – Lince, y C – San Juan de Lurigancho. El cuestionario se aplicó a las personas que indicaron ser donantes y a las que no lo eran según su distrito de domicilio, con una distribución equitativa de la población encuestada y de los sectores de cada distrito: San Isidro, Lince y San Juan de Lurigancho (5 sectores), 32 habitantes por cada sector del distrito.

El factor psicológico se asoció significativamente con la donación de órganos (OR = 6,407; p <0,001), siendo el altruismo y el miedo a desfigurar el cuerpo los que tienen mayor fuerza de asociación a la donación de órganos. Los factores sociales (OR = 0,879; p> 0,05) y culturales (OR = 0,659; p> 0,05) no se asociaron significativamente.

VMM Sodimac – San Juan de Lurigancho

Miles de niños de San Juan de Lurigancho crecieron con el apoyo de una segunda madre, la enfermera Christiane Ramseyer, que trabaja desde hace 40 años apoyando el progreso social y la equidad de género en San Juan de Lurigancho.

Como enfermera, el compromiso social de Christiane Ramseyer era tan fuerte que decidió dejar Suiza, su país de origen, para hacer un voluntariado en Perú en 1977. Durante su estancia en nuestro país, fue testigo de un trágico suceso: uno de los tres hermanos que habían sobrevivido a un incendio murió en sus brazos. Su madre los había encerrado en casa porque tenía que ir a trabajar y nadie podía hacerse cargo de ellos. Este caso marcó su vida. Volvió a Suiza con el único objetivo de conseguir la financiación necesaria para abrir una guardería, para que las madres peruanas puedan ir a trabajar sabiendo que sus hijos están en buenas manos. A finales de ese año, creó la Asociación-Taller para la Infancia. Lleva más de 40 años ayudando a miles de familias en San Juan de Lurigancho. Apoyar el progreso social y la equidad de género está en el ADN de Christiane Ramseyer. Esta es su historia.

  Gastropet para que sirve

REPORTAJE DE SAN JUAN DE LURIGANCHO.wmv

Pero no es la primera vez que Gábriel* se presenta en un terreno vacío. Como uno de las decenas de mototaxistas de San Juan de Lurigancho, una comunidad empobrecida a sólo 13 kilómetros al noreste de Lima, sabe que el alquiler de motocicletas está muy solicitado.

Por eso, cada mañana, se levanta a las 4 y se apresura a llegar al lote, donde debe competir con varios otros conductores por un número limitado de motocicletas. Siempre es por orden de llegada. Algunos días, llega unos minutos tarde. Y eso le pasa factura.

«Si no trabajo hoy, mañana no tenemos ingresos», dice. «Eso me preocupa todos los días porque hay días en los que no consigo alquilar la mototaxi y me frustro… entonces, en ese momento, es cuando los pensamientos negativos invaden mi mente y siento que no puedo más».

En zonas empobrecidas e históricamente marginadas como Carabayllo, una comunidad en la ladera de la colina en las afueras de Lima, las condiciones de salud mental se han visto agravadas por la falta de acceso a una atención médica de calidad, el desempleo disparado y la inseguridad alimentaria y de vivienda, barreras sistémicas que, en medio de una pandemia, hacen que la atención de la salud mental se sienta como una última prioridad, si es que los pacientes saben siquiera dónde ir a buscar ayuda o tienen los medios para acceder a la atención.

  Cursos de seace en lima
5/5 - (203 votos)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad