Nube que es y para que sirve

Tipos de nube

Desde el nacimiento de la industria y el comercio, el ser humano ha necesitado formas cada vez mejores de almacenar los datos y acceder a ellos siempre que lo ha necesitado. Mientras que en la época anterior a la informática la información valiosa se almacenaba físicamente en papel, hoy en día los datos se almacenan predominantemente en discos duros de ordenadores y servidores. Estos discos duros y servidores pueden almacenar, procesar y recuperar una cantidad considerable de datos de forma rápida y cómoda.

Sin embargo, tanto los discos duros como los servidores tienen sus limitaciones, y con el ritmo de crecimiento de las empresas e industrias actuales, la necesidad de un almacenamiento que pueda guardar y procesar cantidades de datos cada vez más importantes se ha convertido en una prioridad. Aquí es donde el Cloud Computing ha venido al rescate.

Antes de la aparición de las plataformas de computación en nube, las empresas dependían principalmente de los servidores, las bases de datos, el hardware, el software y otros periféricos para llevar sus negocios a la red. Las empresas tenían que comprar estos componentes para asegurarse de que su sitio web o sus aplicaciones llegaran a los usuarios.

Tipos de computación en nube

En términos sencillos, la computación en nube es una serie de servicios que se prestan a través de Internet, o «la nube». Significa utilizar servidores remotos para almacenar y acceder a los datos en lugar de depender de discos duros locales y centros de datos privados.

Antes de que existiera la computación en nube, las organizaciones tenían que comprar y mantener sus propios servidores para satisfacer las necesidades del negocio. Esto requería comprar suficiente espacio en el servidor para reducir el riesgo de tiempo de inactividad y cortes, y para acomodar el volumen de tráfico máximo. Como resultado, grandes cantidades de espacio de servidor quedaban sin utilizar durante gran parte del tiempo. Hoy en día, los proveedores de servicios en la nube permiten a las empresas reducir la necesidad de servidores in situ, personal de mantenimiento y otros costosos recursos informáticos.

  Ejemplos de posters publicitarios

La nube privada proporciona un entorno de nube propio dedicado a una sola entidad empresarial, con componentes físicos almacenados en las instalaciones o en el centro de datos de un proveedor. Como la nube privada sólo es accesible para una única empresa, este modelo ofrece un alto grado de control. Las ventajas incluyen una arquitectura personalizada, protocolos de seguridad avanzados y la capacidad de ampliar los recursos informáticos en un entorno virtualizado según sea necesario. En muchos casos, una organización mantiene una infraestructura de nube privada in situ mientras ofrece servicios de computación en nube a los usuarios internos a través de la intranet. En otros casos, la organización contrata a un proveedor de nube externo para alojar y mantener servidores exclusivos fuera de las instalaciones.

En la nube o en la nube

La computación en la nube existe desde hace aproximadamente dos décadas y, a pesar de los datos que apuntan a las eficiencias empresariales, los beneficios en términos de costes y las ventajas competitivas que ofrece, una gran parte de la comunidad empresarial sigue operando sin ella. Según un estudio de International Data Group, el 69% de las empresas ya utiliza la tecnología de la nube de una forma u otra, y el 18% afirma que tiene previsto implantar soluciones de computación en la nube en algún momento. Al mismo tiempo, Dell informa de que las empresas que invierten en big data, nube, movilidad y seguridad disfrutan de un crecimiento de los ingresos hasta un 53% más rápido que sus competidores. Como muestran estos datos, un número cada vez mayor de empresas y líderes de la industria con conocimientos de tecnología están reconociendo los numerosos beneficios de la tendencia de la computación en la nube. Pero, además, están utilizando esta tecnología para dirigir sus organizaciones de forma más eficiente, servir mejor a sus clientes y aumentar drásticamente sus márgenes de beneficio globales.

  Que es da

La computación en nube es un término que se ha generalizado en los últimos años. Con el aumento exponencial del uso de datos que ha acompañado a la transición de la sociedad al siglo XXI digital, cada vez es más difícil para los individuos y las organizaciones mantener toda su información vital, programas y sistemas en funcionamiento en los servidores informáticos internos. La solución a este problema existe desde hace casi tanto tiempo como Internet, pero sólo recientemente se ha extendido a las empresas.

¿Cuál es la característica de la computación en nube?

Too Embarrassed to Ask es un nuevo artículo de Re/code en el que nuestros redactores responden a todas y cada una de tus preguntas tecnológicas más candentes, incluidas las más básicas, que quizá te avergüence preguntar a tus amigos expertos en tecnología. Hoy, la editora sénior Bonnie Cha nos ayuda a despejar las dudas sobre la mística nube.

A la industria tecnológica le encanta utilizar palabras de moda como Internet de las cosas, Big Data y 5G. El problema es que estos términos, a veces nebulosos o arbitrarios, no dejan claro lo que realmente significan para los consumidores.

  Que es el marketing digital

Cuando las empresas tecnológicas dicen que tus datos están en la nube, o que puedes trabajar en la nube, no tiene nada que ver con cosas blancas y esponjosas en el cielo. Tus datos no están realmente en el cielo o en el viento. Tienen un hogar terrestre. Están almacenados en algún lugar -muchos lugares- y la red de servidores encuentra lo que necesitas y lo entrega.

Pero la nube también tiene sus inconvenientes. Sin una conexión a Internet -o con una de mala calidad-, básicamente te quedas sin poder acceder a tus datos y programas basados en la nube. Lo mismo ocurre si hay problemas técnicos o interrupciones en el servidor.

5/5 - (117 votos)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad